miércoles, 23 de mayo de 2012

Corte Constitucional de Colombia avala adopción individual por parte de un hombre gay

Mediante la sentencia T-276 de 2011, la Corte Constitucional de Colombia se pronunció a favor de los derechos del señor Chandler Burr y sus dos hijos adoptivos, quienes el año pasado, presentaron una tutela contra el ICBF por haber separado a esta familia luego de enterarse de que el señor Burr era homosexual. 

Según la Corte Constitucional la custodia de los niños debe ser otorgada definitivamente a Chandler Burr y deja sin efecto todas las resoluciones dictadas previamente por el ICBF en el estudio de este caso 

El fallo resalta que medidas como las de separar a los niños de sus familias y ubicarlos en un hogar sustituto “no pueden basarse en apariencias, preconceptos o prejuicios”. 


Tomado de: El Tiempo.com

Bogotá, mayo 22 de 2012. Este fallo implica un aval de parte de la Corte Constitucional de la legitimidad de la adopción individual por parte de personas homosexuales, pues el supuesto de toda la argumentación de la sentencia es que la orientación sexual del adoptante no puede ser considerada per se como un factor de riesgo para los derechos de los niños adoptados. Además, esta sentencia asegura la estabilidad jurídica de la situación de esta familia que aunque ya están reunidos desde diciembre de 2011, jurídicamente continuaban en espera de este pronunciamiento por parte de la Corte. 
Concluye que el ICBF no contaba con evidencia de que los hijos del señor Burr estuvieran en riesgo y criticó que la Subdirectora de Adopciones del ICBF hubiese dado “por sentado que la orientación sexual del peticionario habría podido afectar el resultado del proceso de adopción o generaba una amenaza sobre los derechos de los niños”, sin explicar nunca “las razones en las que se basaron sus conclusiones”.
La Corte encontró que la única afectación a los derechos de los hijos del señor Burr se derivó de las propias determinaciones adoptadas por el ICBF, pues fue la separación de su padre lo que puso en riesgo la estabilidad emocional de los niños y no la orientación sexual de su padre y que incluso se constató que los niños manifestaron su deseo de estar con su papá, pero que  su opinión no fue tenida en cuenta por el ICBF.
Este caso fue representado y acompañado por las organizaciones Centro de Estudios DeJuSticia y  Colombia Diversa. 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario