martes, 2 de octubre de 2012

Primera “Audiencia Pública” en Congreso Colombiano sobre el Matrimonio Igualitario


Pocas novedades, pero si muchas dudas y preguntas surgen después de asistir ayer a la “Audiencia pública” sobre matrimonio igualitario citada por la Comisión Primera del Senado.

Las preguntas que surgen sobre la audiencia “pública” se relacionan con: una citación formal que nadie conoció ampliamente, a excepción de los opositores, que inscribieron 12 intervenciones y asistieron alrededor de cuarenta.   COLOMBIA DIVERSA envió mensaje a la presidencia de la Comisión Primera para que se aplazara y pudiera tener mayor difusión y participación de universidades, académicos, expertos/as, pero fue imposible.

Foto: Natalia Castillo
Una invitación de “amplísimo interés” a la que se cita en menos de una semana,  un lunes en la tarde, cuando senadores y representantes están en sus regiones y a la que sólo asistieron el senador Armando Benedetti autor de un proyecto sobre  uniones civiles y la representante Alba Luz Pinilla autora de un proyecto sobre matrimonio igualitario.  

Una audiencia en la que era evidente el favorecimiento a la exposición de argumentos de los opositores a los derechos y a la igualdad, pues no sólo asistieron masivamente sino que (situación completamente atípica) pidieron la palabra sin estar inscritos previamente, uno de los requisitos del Reglamento para estas audiencias.A pesar de ello, el senador citante terminó “formalmente” la audiencia y continuó sin ningún problema la sesión televisada de la “audiencia pública”.      

Durante la audiencia los ponentes en contra del Matrimonio Igualitario presentaron argumentos ya conocidos por su falta de rigor científico, jurídico y constitucional, sin contar con sus discursos denigrantes y de odio, antecedidos de la típica frase “no tengo nada en contra de los homosexuales” y “tengo amigos homosexuales a los que “quiero” pero que tengan derechos es otra cosa.

COLOMBIA DIVERSA hizo un llamado a la profundidad, respeto y ponderación de diferentes puntos de vista que merece un debate sobre el reconocimiento de derechos humanos a cualquier persona.  

4 proyectos de ley  se discuten actualmente para parejas del mismo sexo. Dos sobre matrimonio (uno de Cámara y otro de Senado), uno que contiene todos los derechos del matrimonio pero se llama unión civil (Senado) y otro que es una unión civil con menos derechos (Cámara), todos ellos acumulados para discusión conjunta.


Foto: Natalia Castillo

La posición de COLOMBIA DIVERSA fue muy concreta: los mismos derechos con los mismos nombres. Durante la audiencia aclaramos que desde 2007 las parejas del mismo sexo pueden constituir uniones maritales de hecho, tienen derechos y, por tanto, constituyen familia. Y que de acuerdo con la sentencia C-577 de 2011 el matrimonio es la única opción constitucionalmente válida para el vínculo contractual, formal y solemne, al que tienen derecho las parejas del mismo sexo, que otorga derechos plenos en igualdad en condiciones y que permitirá superar el déficit de protección que actualmente tienen estas parejas.  

Todas las parejas, heterosexuales o del mismo sexo, son iguales en dignidad humana, es decir que tienen derecho avivir bien, vivir como quieran y vivir sin humillaciones. El uso de un lenguaje legal diferenciado para denominar a las parejas del mismo sexo es un acto discriminatorio que tiene como resultado la humillación pública y permanente de las parejas del mismo sexo, sus hijos/as y sus familias.

Jurídica y constitucionalmente el Congreso de Colombia está habilitado para legislar en igualdad, es su decisión política si decide hacerlo, pues la Corte ya falló en derecho y en constitucionalidad.

Por eso le hacemos la pregunta a los senadores que presentaron proyectos de ley para reconocer uniones y no matrimonio: ¿Por qué las parejas del mismo sexo no merecen la figura jurídica de matrimonio, pero si la de uniones?, ¿Por qué en lugar de resolver un déficit de protección e igualdad al que insta la Corte, se perpetúa la división entre ciudadanos/as con derechos e instituciones de primera (como el matrimonio para los heterosexuales) y ciudadanos/as con derechos e instituciones de segunda (con uniones para lesbianas, gay, bisexuales y trans)?

Al final de esta audiencia pareciera que los opositores no quedarán contentos si el Congreso reconoce la  unión civil a las parejas del mismo sexo (pues no diferencian bien esta figuradel matrimonio), pero que lesbianas, gay, bisexuales y trans tampoco quedaremos contentos con uniones civiles, pues lo que buscamos es el matrimonio. Entonces, ¿Cuál es la idea de esta discusión en el Congreso?
Si desea conocer los argumentos expuestos en la audiencia mire el video.

No hay comentarios:

Publicar un comentario