Preguntas

¿De qué matrimonio estamos hablando? ¿Matrimonio religioso o civil?

Se está hablando de matrimonio civil. La demanda que cursa actualmente en la Corte Constitucional se refiere al reconocimiento del matrimonio civil como un derecho de las parejas del mismo sexo en Colombia.

¿Qué diferencias existen entre el matrimonio religioso y el matrimonio civil?

El matrimonio religioso (por ejemplo, el católico) y el civil, son dos figuras diferentes. El matrimonio civil es un contrato que se perfecciona ante las autoridades civiles y se rige por las normas promulgadas por las autoridades públicas. El matrimonio religioso se lleva a cabo siguiendo las normas de cada religión y ante las autoridades religiosas. En el caso de los católicos, se entiende que el matrimonio es un sacramento y que los creyentes están obligados a tomarlo.

Si el Congreso considera que el matrimonio civil de las parejas del mismo sexo debe permitirse en Colombia ¿la Iglesia Católica se vería obligada a modificar sus ritos y preceptos?

La aprobación del matrimonio civil para las parejas del mismo sexo no obligaría a la Iglesia Católica a modificar sus ritos y preceptos.

¿Cuál denominación resulta más apropiada, en el caso colombiano, para hablar del
matrimonio civil para las parejas del mismo sexo?

Denominaciones como “matrimonio civil gay”, “matrimonio gay”, “matrimonio homosexual” no son correctas, ya que se refieren a figuras diferentes al concepto de matrimonio civil que reconocen las leyes en Colombia. Igualmente, equivaldrían a figuras legales especiales y lo que se busca es la igualdad: los mismos derechos y deberes y los mismos nombres. De acuerdo con el caso colombiano, es más apropiado referirse al matrimonio civil. 

¿Qué derechos tienen actualmente las parejas del mismo sexo en Colombia? ¿Cuáles son los requisitos para acceder a esos derechos?

En Colombia se han reconocido los mismos derechos a las parejas del mismo sexo que a las parejas heterosexuales, que se encuentran en unión marital de hecho, más comúnmente conocida como unión libre. Entre otros se han reconocido los derechos a:
  • Declarar la existencia de la unión marital de hecho.
  • Reclamar la presunción de haber creado una comunidad doméstica o sociedad patrimonial después de dos años de convivencia monogámica.
  • Afiliar al compañero/a como beneficiario/a, a un Sistema de Seguridad Social en salud.
  • Recibir la pensión de la parejacuando ella fallezca, después de haber convivido al menos cinco años.
  • Demandar penalmente por alimentos a su pareja cuando ella desconozca la obligación de apoyo mutuo que debe existir entre compañeros/as permanentes.
  • Otros derechos civiles, políticos, sociales, económicos, migratorios y penales, que antes estaban reservados únicamente a las parejas heterosexuales.

Si las parejas del mismo sexo ya tienen derechos en Colombia, ¿por qué buscan (o insisten) en el matrimonio civil?

El matrimonio civil es la figura jurídica que otorga más derechos y deberes a las personas que desean vivir en pareja. Si bien, actualmente, las parejas del mismo sexo pueden obtener el reconocimiento de su unión libre, no pueden elegir el matrimonio civil porque no les está permitido.

Para acceder al reconocimiento de muchos de sus derechos y sus deberes, las parejas del mismo sexo, y las heterosexuales, que viven en unión libre deben cumplir con una serie de pruebas y trámites, y tienen que esperar determinado tiempo antes de lograrlo. No obstante, mediante el matrimonio civil, las parejas acceden automáticamente a esos derechos y deberes con la simple firma de una escritura pública ante un notario.

Además de esta inmediatez, el matrimonio civil otorga derechos  como la porción conyugal en un proceso de herencia. Además del debate legal, de acuerdo con los principios de Igualdad y No Discriminación, consagrados en la Constitución Política de Colombia, todos los ciudadanos tienen derecho a los mismos derechos, sin restricción alguna. De esta manera, las parejas del mismo sexo en Colombia pretenden el reconocimiento de los mismos derechos con que ya cuentan las parejas heterosexuales.

Si aprobaran el matrimonio civil, ¿las uniones maritales de hecho o uniones libres desaparecerían?

Con el reconocimiento del derecho al matrimonio civil para las parejas del mismo sexo, ellas podrían, en todo caso, también optar por unirse maritalmente o vivir en unión libre. Simplemente, tal como sucede con las personas heterosexuales, las personas lesbianas, gay, bisexuales y transgeneristas tendrían la posibilidad de optar entre la unión marital de hecho o el matrimonio civil, para vivir en pareja.

¿Por qué no intentan obtener una regulación diferente al matrimonio civil, que en todo caso les reconozca los derechos que pretenden?

Ni más ni menos, sino la equiparación de derechos. Una figura jurídica especial y diferente para las parejas del mismo sexo, aunque fuera similar al matrimonio civil, supondría un trato diferente y discriminatorio contra ellas, que no tendría ninguna justificación constitucional. Se pretende el mismo nombre, los mismos derechos y el mismo trato, ya que no existe ninguna justificación lógica para tratamientos y derechos diferenciados, que desfavorecen el concepto de igualdad jurídica plena.

Si llegara a reconocerse el matrimonio civil como un derecho de las parejas del mismo sexo, ¿automáticamente existirían el divorcio y todas sus implicaciones?

Sí, porque se busca que el matrimonio civil se aplique a las parejas del mismo sexo, en los mismos términos con los que se aplica a las parejas heterosexuales.

¿Una pareja de personas colombianas puede casarse en un país donde se haya reconocido el matrimonio civil como un derecho de las parejas del mismo sexo?

Sí, el matrimonio de una pareja del mismo sexo puede realizarse en los países donde esté permitido. No obstante, este matrimonio se regiría de acuerdo con los requisitos y condiciones de la legislación del país de residencia y no sería reconocido en los territorios y países que, como Colombia, no han desarrollado sus leyes para tal efecto. Es decir, sólo tendrían efectos en el país donde se reconozca dicho matrimonio.

¿Podría una persona colombiana casarse con una persona de su mismo sexo, que sea extranjera?
En este momento no pueden contraer matrimonio en Colombia o lograr que el matrimonio que han celebrado en el extranjero sea reconocido en Colombia. Si la Corte permite el matrimonio para las parejas del mismo sexo, a la luz de las normas migratorias actuales, los nacionales colombianos o extranjeros o parejas mixtas podrían contraer matrimonio en Colombia. Los efectos migratorios del matrimonio seguirían siendo regulados por las leyes migratorias existentes. En Colombia, el matrimonio no da plenos derechos de ciudadanía o acceso fácil a la ciudadanía a los cónyuges extranjeros.

¿En qué lugar quedaría Colombia con respecto a otros países, si se llega a reconocer el matrimonio civil como un derecho de las parejas del mismo sexo?


Si llega a aprobarse el matrimonio civil de las parejas del mismo sexo, Colombia entraría a la lista de los países que han reconocido a las parejas del mismo sexo los mismos derechos y deberes que a las parejas heterosexuales. Haría parte de los países en América Latina y en el mundo, que reconocen y aplican los principios de Igualdad y No Discriminación.
¿Actualmente en qué lugar está? Actualmente, debido al reconocimiento de la unión libre para parejas del mismo sexo, Colombia se encuentra en un segundo nivel respecto a otros países. Es decir, si bien se han reconocido derechos a las parejas del mismo sexo, todavía se encuentra por debajo de países donde existe igualdad plena ante la ley, por ejemplo aquellos países donde existe matrimonio y adopción conjunta.

Para mayor información puede visitar www.ilga.org donde encontrará un completo mapa sobre el estado de las leyes en el mundo respecto a los derechos de las personas LGBT (matrimonio, edad de consentimiento, países donde se penaliza la homosexualidad, leyes antidiscriminatorias, uniones civiles, entre muchos otros temas).



El reconocimiento del matrimonio civil para las parejas del mismo sexo, ¿genera algún costo adicional para el Estado?

No. Los costos que generaría al  Estado no son diferentes a los que  generan las uniones maritales de hecho. Un estudio realizado en 2006 por Colombia Diversa, y que fue avalado por Fedesarrollo, sobre los costos potenciales de la extensión de la afiliación de parejas del mismo sexo al Sistema de Seguridad Social señaló que los costos no eran significativos ni afectaban las finanzas del Estado.

¿Tiene algún beneficio para la sociedad el reconocimiento del matrimonio civil como un derecho de las parejas del mismo sexo?

El reconocimiento de los derechos de las parejas del mismo sexo no sólo representa mayor protección y menos vulnerabilidad para ellas, sino también para sus familias y sus allegados, ya que diversos estudios coinciden en advertir que la discriminación y los prejuicios contra estas parejas también afectan a sus familiares y personas cercanas en diferentes aspectos de su vida.

La construcción de una sociedad más incluyente y respetuosa es una ganancia que trasciende al grupo poblacional determinado al que se le reconocen sus derechos. Se genera mayor cohesión social y se disminuye la discriminación y violencia.

¿Hay matrimonio igualitario en Colombia? 

Depende de la interpretación del juez. Sin embargo, Colombia Diversa junto con otras organizaciones como Dejusticia han expuesto reiteradamente que la la interpretación de la sentencia que mejor se ajusta a la Constitución es aquella que permite superar el déficit de protección de derechos de las personas y parejas LGBT es mediante el contrato civil de matrimonio. 

¿Cuántas parejas se han casado? 

Desde el 20 de junio de 2013, Colombia Diversa ha acompañado a las parejas del mismo sexo que con valentía han buscado la garantía de sus derechos constitucionales a conformar una familia ante jueces y notarios. En virtud de esta labor, la organización orientó a las parejas del mismo sexo a formalizar y solemnizar su vínculo contractual.

A pesar del caos que generó la malinterpretada sentencia C-577 de 2011 y la presión ejercida a jueces y notarios por parte de la Procuraduría General de la Nación, en Colombia se han celebrado cerca de 47 matrimonios entre parejas del mismo sexo.